domingo, 14 de febrero de 2016

NO DISPAREN AL GUIONISTA

Existen imágenes que nos evocan mundos extraños, instantes que centellean llenos de vida o muerte en la inmensidad del espacio, sombras y luces de cráteres lejanos que se yuxtaponen en nuestro subconsciente en un tira y afloja para permanecer como parte de nuestro imaginario colectivo.

Los Guionistas son aquellos encargados de la colonización de estos nuevos mundos, y la mesa que nos ocupa es nuestro particular Apolo. Pues nuestros viajeros intergalácticos ya bajaron de la nave y dejaron su impronta en el yermo marciano, una huella imborrable de pluma y tinta.

Ellos son esa nota aguda que tintinea sobre el dorado sentimiento del jazz, el reflejo añil de la luna en el fondo de un pozo, la sangre que resbala lubricando los engranajes de una motosierra, son niños monstruo de gran corazón y la pasión de ese instante que se escapa entre la nada y el todo cuando los labios se posan y exhalan amor. Ellos son Raule, Enrique Bonet, El Torres y Jos.

Así que recuerden, no disparen al guionista. Podrían causar la descompresión de la nave.


No hay comentarios:

Publicar un comentario